Martes 30 de Noviembre del 2021

Ivar e In Love en la Breeders' Cup Mile, según Beto Figueiredo: “Los van a tener que respetar, y mucho”

5 | noviembre | 2021

Por Gustavo S. González

Los caballos brasileños, que se iniciaron en San Isidro y Palermo y son ganadores de Grupo 1 en los Estados Unidos, tienen entusiasmado al CEO de RdI y Bonne Chance, que analizó sus chances en un clásico que promete ser espectacular

In Love (Agnes Gold) e Ivar (Agnes Gold) nacieron en Brasil, pero nadie deberá sonrojarse o sentir pudor en la Argentina si hincha por ellos en la Breeders’ Cup Mile (G 1-1600 m-césped). Y si hincha con ganas, con el puño apretado, mejor. Los dos hicieron su campaña aquí, porque RdI, la divisa brasileña que defienden, siguió una tendencia que en los últimos 50 años fortalecieron Santa María de Araras, Rosa del Sur, La Providencia, Río Claro y São Jose e Expedictus, entre otros. En los dos últimos, Beto Figueiredo estaba en la dirección junto con Fernando García, que guiaba las operaciones en la Argentina. Y Beto es ahora el CEO de Bonne Chance y RdI, pero maneja la operación en Lexington, Kentucky.

Los dos caballos brasileños, que en nuestro país entreno Dany Etchechoury, son preparados ahora en un centro de entrenamientos de las afueras de aquella ciudad,  donde se prepararon para ganar la Turf Mile (G 1-1600 m), en Keeneland, el clásico que les dio el pasaporte a la Breeders’ Cup: a Ivar en 2020 y este año a In Love. Nadie mejor que Beto para explicar cómo fue el proceso.

“Los dos caballos viajaron muy bien, el lunes llegaron a Del Mar. El miércoles fueron a la cancha como reconocimiento, a la pista de arena. La de pasto la van a conocer  el día de la carrera, pero no van a tener problemas, corrieron en distintos pisos y como en el césped se emplean un poco de más, no varearon en esa superficie. Están muy cómodos aquí. Los últimos ejercicios fueron en Kentucky, en 800 m: Ivar hizo 50s e In Love 50s2/5.

-In Love se fue de la Argentina como fondista, fue 3° en el Casey y 4° en el Nacional de Miriñaque, y en Estados Unidos es millero, ¿cómo fue eso?

-In Love ganó bien 1800 en Palermo y fue 2° de Imperador en 1500, en la carrera de debutantes de San Isidro –Zubiaurre-. Puede ser que en algún momento a In Love lo probemos en más tiro. Tuvo un muy buen debut aquí en la milla de césped, lo paramos en invierno, no corrió bien en Churchill Downs cuando volvió, en abril, hasta que le buscamos una carrera en Chicago de un nivel un poquito más flojo y ganó.

En esa carrera se produjo el primer triunfo de In Love en 1600 m. Fue un quiebre. “En Churchill se había achicado cuando se le pusieron a la par y perdió. Y en Arlington  llegó a dominar fácil y casi pierde cuando le reaccionaron; ganó sólo por pescuezo. Ahí decidimos ponerle una careta muy finita, que lo ayuda a poner más atención y ganó en Kentucky Downs el TVG Stakes (L-1600 m)”. Lo más parecido a una panacea, esa fue la antesala a la Turf Mile, el gran salto que llegó hasta California.

-Qué gran cambio…

-Eso le permitió estar más concentrado; antes se veía solo en la punta y un poco esperaba. Con careta todavía no perdió. Lo mejor es su golpe de velocidad, como todos los Agnes Gold, es mortal, no te deja reaccionar. Ivar e In Love tienen su forma de correr, de atropellada, y no van a cambiar.

-Con el 4° a dos cuerpos de In Love en la Keeneland Turf Mile, Ivar empezó a recuperarse ¿no?

-Ivar está bárbaro. Regresó después de cinco meses y en Keeneland tuvo su carrera de preparación.

El ganador del Estrellas Juvenile (G 1) en Palermo y el Gran Criterium (G 1) en San Isidro terminó cuarto en la Breeders’ Cup Mile, a dos cuerpos y reapareció seis meses después en la jornada del Kentucky Derby, en Churchill Downs, sin suerte. Allí, otro descanso hasta la Turf Mile. Bonne Chance nació de una escisión de RdI solamente para Estados Unidos, pero se unieron y esta vez debieron pagar un suplemento para ir por la revancha de Ivar el sábado.

“In Iove larga 7 –continúa Figueiredo-; tuvo mucha suerte en el sorteo e Ivar todo lo contrario, sale del partidor más externo (14). En Del Mar, si pasás el primer codo abierto das mucha ventaja; Joe Talamo [el jockey] va a tener que encontrar lugar lo más cerca posible de la empalizada antes de ese codo.

-Es una carrera que ya habrán analizado con Paulo Lobo.

-Conocemos a los caballos norteamericanos. Están Blowout (Dansili), la yegua que viene de ganar el First Lady (G 1); otra yegua, de Mark Casse, Got Stormy (Get Stormy), Grupo 1 en  Saratoga; el de Bill Mott, Casa Creed (Jimmy Creed) y Racing Bull (Dark Angel), que cuida Chad Brown; ganador de G 1 y 2° de Ivar en Keeneland. Mo Forza (Uncle Mo, con 4 victorias al hilo) es muy bueno. Hay que  ver los europeos, la yegua de las conexiones de Coolmore, Mother Earth (Zoffany). Me gustaría decirte que nos tocó una carrera sencilla, pero no.

Fácil o no, Beto Figueiredo sabe cómo son estos desafíos grandes. Los conoció en Brasil, Argentina y Estados Unidos, por eso hay que escucharlo cuando habla de Ivar e In Love. “Los van a tener que respetar y mucho”, vaticina.

 

Volver